LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

FSV mejora calificación de riesgo durante primer año de Gobierno del Presidente Nayib Bukele.

Como parte de las instituciones que conforman el Sistema de Vivienda, el Fondo Social para la Vivienda (FSV) ha logrado una mejora importante en las calificaciones de riesgo otorgadas por la Agencia de Clasificación FITCH RATINGS, las cuales corresponden a la información financiera auditada de junio a diciembre 2019, primer semestre de la administración del Presidente de la República Nayib Bukele.

Las nuevas calificaciones de riesgo en Emisor subieron a AA- (antes era A+) y en Emisiones subieron a AA (antes era AA-). Las calificaciones anteriores se mantuvieron en los mismos niveles durante 9 años, por lo que es un logro importante para el Sistema de Vivienda, ya que refleja la solidez del FSV al contar con la disponibilidad financiera para brindar créditos de vivienda, garantizando inversiones seguras y generando bienestar para miles de familias.

La Ministra de Vivienda, Michelle Sol, expresó que aún con la pandemia del Coronavirus, la calificadora de riesgo analizó el desempeño financiero del Fondo Social y subió nuestra calificación. Esta mejora nos brinda un mensaje de confianza: en 6 meses logramos lo que las administraciones anteriores no pudieron en 9 años. También es un mensaje a los constructores a invertir en proyectos de interés social, porque existen miles de familias con el sueño de tener su vivienda propia, muchas de ellas con las posibilidades de pagar una cuota baja”.

Al mejorar la calificación de riesgo, el Fondo Social puede obtener acceso a fuentes de financiamiento, nacionales y regionales, para continuar otorgando créditos a cientos de salvadoreños, ya que solo en el mes de junio del presente año, la escrituración de créditos de vivienda cerró con $1.4 millones de dólares. Además, durante la pandemia por COVID-19, el FSV realizó la suspensión de cuotas como parte de las medidas de alivio económico para la población afectada, en los meses de marzo, abril, mayo y junio, al que aplicaron 71,125 personas por un monto de $11.2 millones. A pesar de ello, más del 50% de las familias que poseen créditos con la institución realizaron abonos a sus pagos en el tiempo establecido, demostrando la importancia de las viviendas al convertirse en la primera línea de defensa para las familias, siendo su lugar de resguardo.